Catálogo de expositores

Feria de Madrid
Madrid, España
26 - 27/09/2018

BLUM-NOVOTEST IBÉRICA, S.L.

BLUM-NOVOTEST IBÉRICA, S.L.

4C15

48260 ERMUA
Spain
www.blum-novotest.com/es

Blum-Novotest GmbH es una empresa alemana con sede en Ravensburg reconocida a nivel mundial por sus desarrollos innovadores en el área de la metrología de producción. La empresa se divide en tres divisiones:

Componentes de medición, enfocada a la tecnología de medición de alta calidad para la máquina-herramienta;
Tecnología de medición, que ofrece soluciones de eficacia probada para la medición dimensional o geométrica para piezas simétricas de rotación, principalmente en la industria del automóvil y sus auxiliares;
División de ingeniería de pruebas, con la que Novotest planifica, diseña y fabrica bancos de prueba para controlar la funcionalidad, la resistencia y la durabilidad de las piezas para la automoción, la hidráulica y la industria aeronáutica.
Además de ofrecer unos productos que se sitúan en la cresta de la innovación, Blum-Novotest ofrece, a través de su equipo humano, la posibilidad de llevar a cabo proyectos llave en mano, que posibiliten la implantación de cualquier proceso de mejora a la producción.

DIVISIÓN COMPONENTES DE MEDIDA

Con la división “componentes de medida” Blum es líder en sistemas de medida táctiles y ópticos para medición de piezas y de herramientas en máquina herramienta.
Las familias que componen esta división son las siguientes:

Láser para el control de herramienta
Palpadores mecánicos de herramienta
Sistemas de monitorización de potencia y control adaptativo
Palpadores de medida de pieza
Palpadores para el escaneado en continuo de piezas
Tampones de diámetro
Sondas de medida de la rugosidad
Software de medida 3D
Sondas de medida de la temperatura
La tecnología "Made in Germany" ayuda a los clientes de muy diversos sectores industriales a incrementar su productividad así como su calidad. Dada la eficiencia económica, la precision y la fiabilidad de los productos en las duras condiciones del mecanizado, los components de medida de Blum son instrumentos esenciales para las empresas de mecanizado general, fabricantes de moldes, o grandes empresas de automoción o aeronáutica.

DIVISIÓN TECNOLOGÍA DE MEDICIÓN

Para asegurar las ventajas económicas con un product con alta calidad permanente, Blum-Novotest, como fabricante europeo líder en sistemas de medición en línea de producción, ofrece soluciones personalizadas para una gran variedad de aplicaciones, como por ejemplo:

Discos de freno
Tambores de freno
Bujes (coches)
Bujes (camiones)
Carcasas de diferencial
Ejes
Convertidores de par
Engranaje
Rotores
Equilibrado
etc.
Las sinergias de la ingeniería, el saber hacer, y décadas de integración ofrecen al Mercado todo a través de una sola Fuente: Desde la inspección de tamaño y geometría (Tolerancias de forma y posición), a la evaluación con compensación de temperatura, la corrección automática de los valores en las máquinas de producción, la clasificación, el marcado, hasta la manipulación y automatización de células o líneas completas a través de mediciones no destructivas.

DIVISIÓN INGENIERÍA DE PRUEBAS

Los requerimientos de calidad para productos industriales están en constante aumento. Los tests de piezas y componentes a lo largo de las cadenas de montaje cada vez tienen más importancia para eliminar los defectos cuanto antes. Dentro del grupo Blum-Novotest, NOVOTEST es el especialista de los bancos de ensayo para las industrias de la automoción e hidráulicas.

Basada en Willich, al lado de Düsseldorf, NOVOTEST proyecta, diseña, fabrica y monta bancos de ensayo para ensayos funcionales, de prestaciones y de durabilidad para componentes de automoción o hidráulica.

Los productos principales son bancos de ensayo para i+d y taller, para transmisiones, árboles, direcciones asistidas, mangueras, racores, pero también equipamiento especial para procesos de producción, como auto zunchadoras o equipamientos de deformación de mangueras.

Ejemplos:

Bancos para transmisión
Bancos para árboles
Bancos para hidráulica
Equipamiento especial
Servicios:

Consultoría técnica
Definición de conceptos
Diseño
Ingeniería
Montaje
Implementación
Optimización de procedimientos de ensayo (durante producción inicial)
Formación y asistencia
Servicio

Web: www.blum-novotest.com/es

Noticias sobre productos

  • Blum-Novotest celebra su aniversario

    Blum-Novotest celebra su aniversario
    Libertad para innovar
    50 años de historia en tecnología de medición y máquina herramienta
    Partió de un despacho de ingeniería con una sola persona y ha llegado a liderar el mercado mundial y la tecnología en 50 años; algo insólito incluso para el suroeste alemán con todos sus «campeones ocultos». Blum-Novotest GmbH lo ha logrado no solo con un arduo trabajo sino también con su innovación, su inteligencia y su diligencia. Para celebrar este acontecimiento, la empresa organizó la conferencia BLUM TECH-TALK titulada «50 años de innovación» el 7 de junio de 2018 en un entorno muy especial: una gran cantidad de invitados procedentes de más de una veintena de países escucharon conferencias magistrales, asistieron a demostraciones interesantes en el BLUM Tech-Centre y fueron testigos de la revelación de un producto que combina la experiencia adquirida durante más de 50 años en este campo. Una oportunidad excelente para echar la vista atrás y analizar los genes que han contribuido a que la empresa tenga el éxito actual.
    Los cimientos de la fiabilidad del proceso de metrología de producción de BLUM se plantaron en una fase muy temprana. El fundador de la empresa, Günther Blum, se había interesado mucho en la máquina herramienta durante sus estudios de ingeniería aeroespacial en Stuttgart. Además de su carrera universitaria, llevó a cabo tareas de diseño para varias empresas y creó su propio despacho de ingeniería el 1 de junio de 1968 en Schmalegg, cerca de Ravensburg. Durante los siguientes años, trabajó para empresas conocidas, como Stama en Schlierbach o la japonesa FANUC Corporation.
    Solo un año después de su fundación, la empresa decidió ampliar su oferta de servicios desde el desarrollo mecánico hasta la planificación eléctrica. Con este objetivo, se alquiló más espacio en Weissenau, cerca de Ravensburg. Se daban todas las condiciones para comenzar a contratar trabajadores. Además del ingeniero de diseño Klaus Hoffmann, implicado en la empresa a tiempo parcial desde el principio, se sumaron a la pequeña entidad Bernd Blum y Rainer Eckenstein. Mientras otras empresas seguían dependiendo de la tecnología de control basada en contactores, el joven despacho de ingeniería ya había desarrollado sus propios controladores de interfaz basados en semiconductores. Estos controladores ofrecían una fiabilidad extrema y se empleaban principalmente en la maquinaria herramienta de Stama; fueron un éxito de ventas hasta principios de los ochenta. El rápido crecimiento dio lugar a que, solo cinco años después, BLUM necesitara buscar una nueva ubicación desde la que trabajar en Weissenau. Encontró un nuevo emplazamiento a pocos kilómetros, en Grünkraut, donde la empresa mantiene su sede hasta el día de hoy. A lo largo de estos años, BLUM ha encabezado el sector del desarrollo de máquina herramienta: por ejemplo, el despacho participó en el desarrollo de la máquina herramienta con mayor éxito del mundo.
    A finales de los setenta, Günther Blum se percató de un aspecto fundamental que conformaría la trayectoria futura de la empresa: la automatización no está completa sin una tecnología de medición integrada en el proceso. Un planteamiento implicaba sistemas de medición que deberían controlar el proceso directamente en la máquina herramienta. Otro planteamiento conllevaba máquinas de medición posteriores al proceso que ya no se situaban en una sala de medición aparte sino en el pabellón de producción. Muchos años de experiencia con máquina herramienta de control numérico y con su electrónica parecían el modelo ideal desde el que adentrarse en este ámbito comercial. En la actualidad, ambas áreas representan dos de los tres pilares en los que se asienta la gama de productos de BLUM. El último pilar permite que BLUM suministre, por ejemplo, máquinas especializadas posteriores al proceso para controlar la calidad en la fabricación de discos de freno, cigüeñales y ejes, es decir, sobre todo componentes de rotación simétrica. La empresa presentó su primera máquina de medición 2D en 1983. Tras ella vinieron una serie de máquinas de medición que incluían el sistema de control numérico integrado, empleadas principalmente en la industria automovilística. Muchas de ellas se equiparon con tecnología de automatización y trabajo en red para que los sistemas se utilizasen en bucles de control cerrados e intervinieran directamente en el proceso de producción. Los sistemas de detección de grietas, las células de medición y automatización y los sistemas de medición especiales complementan la gama de productos de esta división empresarial.
    En 1982, BLUM presentó su primera sonda para piezas de trabajo, a la que pronto siguieron sondas para mediciones de herramientas en centros de mecanizado. Aunque ya se disponía de sondas similares antes, las primeras sondas para piezas de trabajo de BLUM ofrecía un mecanismo de medición bidireccional y una generación de señales optoelectrónicas sin desgaste. De esta forma se garantiza una alta precisión con una velocidad de examen mucho mayor. Hoy día, las sondas basadas en la tecnología pionera desarrollada por BLUM se encuentran bajo la forma de la serie ultramoderna TC51, que dispone, opcionalmente, de transmisiones por infrarrojos o radio. Hasta 2003, cuando se presentó la exitosa serie de sondas multidireccionales por contacto TC, la empresa fue la opción prioritaria para los clientes del mundo de la producción automovilística en masa, gracias a la serie de sondas CNC.
    Después del éxito del lanzamiento de la serie de sondas multidireccionales por contacto TC, BLUM propuso otra innovación fundamental en 2007: la tecnología shark360. Gracias al mecanismo de medición desvelado en EMO, BLUM ya era capaz de ofrecer un sistema de medición compacto para máquinas torneadoras y amoladoras. Este mecanismo de medición sienta la base de la totalidad de las sondas para piezas de trabajo DIGILOG y los calibres de rugosidad superficial que ofrece la empresa en la actualidad.
    En 2010, BLUM avanzó un paso más y presentó la tecnología DIGILOG, que permite que la sonda por contacto no solo muestre una señal digital «on-off», sino también un flujo constante de valores de medición analógica. Estos sistemas se emplean siempre que es necesario comprobar si el contorno de una pieza de trabajo presenta errores de mecanizado. Sencillamente, las sondas por contacto DIGILOG se desplazan por la superficie a modo de «escáner», por lo que ofrece unos resultados de medición precisos en un breve periodo de tiempo. A lo largo de los años, la sonda por contacto TC76-DIGILOG presentada en 2010 se ha ido acompañando de una serie de sistemas de medición DIGILOG: por ejemplo, en 2012, la TC64-DIGILOG con tecnología por radio BRC o en 2013, el primer calibre de rugosidad superficial para la comprobación automática de las superficies de piezas de trabajo en centros de mecanizado. El sistema láser LC50-DIGILOG se desveló en 2017. Gracias a que proporciona miles de valores de medición por segundo, esta tecnología hace que la medición de herramientas en los centros de mecanizado sea notablemente más rápida y más precisa, tenga una fiabilidad extrema dentro del proceso y esté preparada para el futuro por sus opciones punteras de aplicación.
    Desde mediados de los ochenta, BLUM ha dedicado una cantidad de tiempo considerable a las tareas de desarrollo en el campo de la tecnología de medición por láser para máquinas herramienta. Este paso es una consecuencia lógica del planteamiento anterior con los sistemas de medición táctiles. Fue en 1982 cuando el fundador, Günther Blum, tuvo la idea de crear un láser capaz de controlar herramientas. Las primeras configuraciones, a partir de 1987, funcionaban con un tubo láser de helio y neón que resultaba perfecto en cuanto a la calidad del haz pero que no era viable debido a la gran cantidad de tiempo que necesitaba para calentar, su vida útil insatisfactoria y su tamaño. La disponibilidad de diodos láser de luz roja dio paso a la innovación en los sistemas aplicables y, en consecuencia, BLUM pudo presentar en 1991 el primer sistema de medición por láser comercializable que detectaba roturas.
    Pronto vinieron sistemas más compactos que, aparte de detectar roturas, permitían la medición de herramientas mediante láser. La tercera generación, presentada en 2001, incluía el sufijo NT, de nuevas tecnologías. Con la ayuda de un microprocesador integrado, las capacidades de los sistemas de medición por láser aumentaron notablemente, de forma que, por ejemplo, empezó a ser posible controlar el desgaste y la excentricidad o las aristas. Además, se pudo reducir de forma drástica el impacto de los refrigerantes en el resultado de medición. En 2007, BLUM impulsó la tendencia hacia la maquinaria combinada de torneado/fresado y presentó el sistema NT-H 3D: un sistema híbrido que combina una sonda por contacto y un sistema láser que, por primera vez, permite la medición y el control de toda la variedad de herramientas de las máquinas de torneado/fresado. Por último, la transferencia en 2017 de la tecnología DIGILOG desde las sondas por contacto hasta los sistemas láser supuso un salto de tecnología.
    Heribert Bucher, gestor de la división de componentes de medición, explica: «La esencia especial que prima en nuestra empresa se demostró, por ejemplo, hace unos años, cuando fuimos objeto de críticas en los ejercicios de un seminario de gestión porque no respetábamos las especificaciones. En BLUM no obedecemos unas normas estrictas porque nos gusta trabajar juntos y desarrollar soluciones nuevas. No frenamos a las personas, sino que las dejamos que continúen su trabajo: así evoluciona la innovación».

    En 1994, hace unos 25 años, se incorporó a la compañía la empresa Novotest, con sede en Willich y dedicada a la fabricación de bancos de pruebas: había nacido Blum-Novotest. Esta división desarrolla y construye bancos de pruebas para exámenes de funcionamiento, de rendimiento y de resistencia para el sector automovilístico e hidráulico, por ejemplo, para el ensayo de transmisiones y ejes motores. Los bancos de pruebas para transmisiones elaborados por Blum-Novotest han formado parte integral de la industria automovilística durante décadas. La variedad de aplicaciones implantadas por la división empresarial para fabricantes punteros de vehículos y de transmisiones comprende desde coches pequeños a autobuses urbanos eléctricos, desde transmisiones manuales hasta las automáticas y de doble embrague, y desde bancos de pruebas de desarrollo hasta bancos de producción interconectada. Los bancos de pruebas para eje motor creados por Blum-Novotest simulan las condiciones operativas relevantes de estos ejes en los vehículos. Asimismo, la división empresarial desarrolla y fabrica bancos de prueba para sistemas hidráulicos, sistemas de dirección y mangueras.
    No se podría haber demostrado mejor el crecimiento conjunto y cada vez mayor de la empresa: en la TECH-TALK para celebrar el cincuentenario, Blum-Novotest presentó la primera línea de producto que combina el conocimiento técnico de las tres divisiones en una serie de bancos de pruebas para husillos de máquina herramienta. Estos innovadores bancos de prueba están disponibles tanto para laboratorio como para final de línea y permiten una comprobación y una valoración integrales de la calidad de los husillos. Pueden emplearlos los fabricantes de máquina herramienta, por ejemplo, para evitar costosas demandas aplicación de la garantía y llamadas de servicio técnico, gracias a que se garantiza la calidad del producto antes de la instalación o de la entrega. Cuando se ha comprobado un husillo en un banco de pruebas de Blum-Novotest antes de la entrega y la máquina herramienta tiene instalado el sistema de medición láser LC50-DIGILOG, es posible comparar de forma continua las diferencias entre el estado actual y el de entrega. Al fin y al cabo, las propiedades como las características de excentricidad ya están registradas en el banco de pruebas mediante el sistema de medición láser de gama alta. De esta forma, se puede documentar el rendimiento del husillo a lo largo de toda su vida útil. La característica más destacada de la nueva serie de bancos de prueba es su innovador software de ensayo: aúna satisfactoriamente la experiencia adquirida durante casi 30 años de desarrollo de bancos de prueba para la industria automovilística mundial. Por ejemplo, permite la creación de secuencias de ensayo para varias aplicaciones como el modo inverso, la velocidad máxima de ensayo, los ensayos especiales, etc. y se puede adaptar con facilidad a los requisitos concretos del cliente.
    Además de sus productos, Blum-Novotest continúa su desarrollo y su crecimiento empresariales. La segunda mitad de los noventa, por ejemplo, se distinguió por dos prioridades: el inicio del proceso de internacionalización de la empresa y la constatación de que no basta con ofrecer solo equipos, porque los clientes necesitan soluciones integrales cuya implantación sea sencilla. En consecuencia, la empresa empezó a centrarse más en el desarrollo de software y en el asesoramiento de aplicaciones. El hecho de ganar el premio a la innovación por el sistema láser de BLUM en la exhibición de máquina herramienta MACH96, celebrada en 1996 en Birmingham, supuso el punto de partida para la internacionalización. Hasta entonces, el centro de atención habían sido los mercados alemán y centroeuropeo.
    La expansión comenzó con las primeras filiales en los Estados unidos, el Reino Unido, Japón, Francia e Italia, a las que siguió una segunda oleada de expansión hasta 2006, que contempló filiales de BLUM en Taiwán, Corea, China y Singapur. En la tercera fase, la orientación cambió hacia los mercados regionales, como Brasil, México, Rusia, India, los países de Europa del este y España. En la actualidad, BLUM está representada por sus propias filiales, una red unida de ventas y servicio y colaboradores de servicio con buena formación, presente en todo el mundo allí donde los clientes necesiten a la empresa.
    ¿Cuál es el motor de una empresa como Blum-Novotest y de su gestión? Alexander Blum, director general de la empresa desde 2001, lo explica: «No crecemos únicamente por el hecho de crecer. Pero si en la actualidad se quiere lograr un éxito económico sostenible en nuestro sector, es necesario contar con presencia mundial, ser innovadores y ser capaces de ofrecer una cartera completa y exhaustiva. En todas partes del mundo ofrecemos el mismo servicio de alta calidad, combinado con atención para las aplicaciones que, en consecuencia, permite que nuestros clientes se beneficien de un despliegue rentable de nuestros productos. En definitiva, nuestros clientes producen más piezas buenas con un acabado general de una calidad superior. Eso es lo que cuenta».
    La formación y el servicio se han convertido, por lo tanto, en factores fundamentales junto al desarrollo del
    software; hecho demostrado, entre otros, por la construcción del centro de clientes en 2015. Los usuarios y los clientes tienen ahora la posibilidad de encontrar u optimizar soluciones para sus aplicaciones junto a los desarrolladores de equipos y software de BLUM, directamente en la sede de Grünkraut. Además, el edificio se utiliza como centro de formación, donde los fabricantes de maquinaria y los usuarios reciben formación en talleres gratuitos celebrados varias veces al año. En 2017, BLUM culminó su oferta de software con la aplicación integrada «measureXpert». Gracias a la aplicación, se pueden generar llamadas al ciclo para varios sistemas de control y productos de medición, con rapidez y facilidad, y aceptados por el programa de control numérico con el sistema de arrastrar y soltar. El usuario introduce datos básicos paso a paso y la aplicación presenta la llamada correspondiente.
    Hoy día, Grünkraut y Willich acogen una empresa con buena salid que continúa creciendo, algo que no se puede expresar mejor que a través de la actividad constructora que se desarrolla ahí. Los visitantes de TECH-TALK pudieron ver pos sí mismos, por ejemplo, la construcción de unas nuevas instalaciones de montaje, que supondrá duplicar las capacidades de producción actuales. Las capacidades de producción de la sede de Willich han aumentado más del triple mediante la adquisición de los edificios adyacentes en 2011 y la construcción actual de un nuevo pabellón de montaje. Más de 550 empleados en todo el mundo se aseguran de que esta historia de éxito no termine.
    Alexander Blum se atreve a predecir el futuro: «Las tendencias como la industria 4.0 y el internet de las cosas están en nuestras manos. El proceso se desplaza cada vez más hacia el punto de mira y nuestros productos encajan a la perfección aquí. Mi padre se dio cuenta bien temprano de que la medición dentro de la maquinaria se había convertido en una parte esencial de este proceso. La tendencia hacia la fabricación adaptativa sigue también este camino, ya que una pieza mecanizada no se fresa a ciegas, sino que se realizan mediciones según una estrategia de medición razonable y el mecanizado se adapta para lograr el resultado final pretendido».
    Blum-Novotest: una empresa evoluciona de forma orgánica a lo largo de toda su historia, una innovación lleva a otra, pero aun así esta empresa familiar no ha dejado de presentar avances rompedores en tecnología; desde participar en la máquina herramienta con mayor éxito de todos los tiempos hasta desarrollar nuevas gamas de productos innovadores como la medición de la rugosidad. El estilo de vida de Alta Suabia junto a una filosofía empresarial dirigida por la innovación y unos empleados comprometidos: esta es la fórmula del éxito de Blum-Novotest.

    https://www.blum-novotest.com/es/novedades/noticia...

  • BLUM reinventa la tecnología de medición por láser – Presentación mundial del nuevo LC50-DIGILOG

    Blum-Novotest, proveedora líder alemana de tecnología de medición y control innovadora y de alta calidad, presenta en la feria EMO 2017 en Hannover (pabellón 6, stand D01) el nuevo sistema de medición por láser LC50-DIGILOG. Con este nuevo producto, BLUM presenta un sistema innovador que ha sido desarrollado a partir de cero y que hará que la medición de herramientas en los centros de mecanizado sea revolucionariamente rápida, aún más precisa, increíblemente segura para el proceso y con garantías de futuro gracias a las nuevas posibilidades de aplicación. El hardware también destaca con muchas innovaciones técnicas.

    Alexander Blum, director gerente de Blum-Novotest GmbH, explica: "La medición en la máquina se ha consolidado como una parte fundamental del mecanizado CNC de alta calidad. Las máquinas automatizadas y casi cualquier centro de mecanizado de 5 ejes están equipados actualmente con sistemas de medición por láser de BLUM. La condición básica para ello era el rendimiento excelente de los sistemas en condiciones muy adversas y la medición y el control de herramientas automatizados que permiten. Ante esta situación, no era fácil la tarea de renovar de forma decisiva la tecnología de medición por láser con tecnología NT que cuenta con una eficacia probada. Logramos este avance innovador con la aplicación de la tecnología DIGILOG, ya conocida de los sensores de medición, en el sistema de medición por láser."

    Los sistemas de medición por láser de BLUM siempre se han distinguido por su alta precisión y seguridad en los procesos. Gracias a la tecnología DIGILOG aplicada ahora, estos atributos se han podido llevar hasta un nivel sin precedentes. Mientras que los sistemas de medición por láser con tecnología NT digitales/conmutables y de eficacia probada solo podían generar pocas señales para el registro de los valores de medición mediante el desvanecimiento de la herramienta, los nuevos sistemas de medición por láser DIGILOG generan varios miles de valores de medición por segundo con la adaptación dinámica de la velocidad de medición de acuerdo con el número de revoluciones nominal de la herramienta. El nuevo LC50-DIGILOG también mide cada filo individualmente, en lugar de solo calcular el valor para el filo más largo, permitiendo así la comparación entre el filo más corto y el más largo. Como resultado, se registran automáticamente los errores de giro causados, por ejemplo, la acumulación de suciedad en el cono del portaherramientas. Además, el nuevo LC50-DIGILOG (gracias a la multitud de valores de medición por filo) detecta las adherencias de suciedad y de lubricante refrigerador en la herramienta y las elimina del resultado, haciendo que los resultados de medición sean aún más fiables.

    La gran cantidad de nuevas ideas que los desarrolladores de BLUM han integrado en el LC50-DIGILOG ofrecen ventajas impresionantes para el usuario: Por un lado, se ha podido lograr la reducción del tiempo de medición y de comprobación en más del 60 por ciento. Por lo demás, se ha perfeccionado aún más la tecnología óptica del sistema, de manera que la nueva generación puede ofrecer una precisión absoluta más allá de todos los sistemas de medición comparables, gracias a la forma optimizada del rayo y a la reducción del 30 por ciento del diámetro del foco. Aunque los desarrolladores de BLUM también han perfeccionado la homogeneidad del rayo láser, permitiendo por primera vez la realización de mediciones analógicas. De este modo, por ejemplo se ha podido reducir la influencia de la niebla de refrigerante, lo que va acompañado del aumento de la precisión y de la seguridad en los procesos. Y a través del diseño optimizado, a pesar de las dimensiones exteriores reducidas, se pueden medir herramientas hasta un 30 por ciento más grandes en función del modelo.

    Otra novedad mundial es la smartDock compacta de BLUM. Esta innovadora interfaz estándar sirve como base para todos los nuevos sistemas soporte y además de las conexiones eléctricas, mecánicas y neumáticas entre la máquina y el sistema de medición por láser, también incluye todas las válvulas neumáticas necesarias. La unidad neumática separada necesaria para el LaserControl NT incluso se puede suprimir por completo en caso de que exista una calidad del aire comprimido de acuerdo con la norma ISO 8573-1, clase: 1.3.1.

    "Con el nuevo LC50-DIGILOG hemos logrado llevar una tecnología con una eficacia probada a un nivel totalmente nuevo. Además de la realización de tiempos de medición más cortos, una precisión y una seguridad optimizadas en los procesos, los usuarios podrán beneficiarse en el futuro adicionalmente de nuevas aplicaciones revolucionarias. Entre ellas se incluye, por ejemplo, el, software 3D ToolControl, que permite la medición digital-analógica y continua de contornos de herramientas, incluida la visualización en la pantalla de control, superando de este modo a las funciones de los sistemas de procesamiento de imágenes más costosos y complejos. O el nuevo ciclo de tecnología "SpindleControl", que permite registrar y evaluar el estado del alojamiento de un husillo", concluye Alexander Blum.

    Fundada en 1968 y con sede en Ravensburg, Alemania, Blum-Novotest GmbH es uno de los fabricantes pioneros reconocidos a nivel mundial de la tecnología de medición y control de alta calidad para la industria internacional aeroespacial, de automoción y de fabricación de máquinas-herramienta. La empresa familiar cuenta actualmente con más de 500 empleados en un total de ocho emplazamientos en Europa, EE.UU., China, Japón, Taiwán, Singapur, Corea, India, Brasil y Tailandia. Junto con los integradores de sistemas formados internamente en la empresa y las oficinas de distribución regionales, esta red de distribución y de servicio garantiza el apoyo amplio de los productos de Blum que se encuentran en uso en todo el mundo. www.blum-novotest.com

    https://www.blum-novotest.com/es/novedades/noticia...

  • Las sondas de BLUM permiten el funcionamiento óptimo de las ruedas BBS

    BBS incorpora las sólidas sondas de contacto de BLUM
    Las ruedas están consideradas uno de los elementos más importantes en el diseño de un vehículo y muchos conductores utilizan llantas de aleaciones ligeras para personalizar y dar un toque deportivo al coche. Es bastante frecuente que se decanten por productos de BBS, objetos de culto desde que en los años ochenta comenzase a fabricar un modelo dorado de tres piezas y radios en cruz. Las llantas de fundición se someten a un proceso de torneado, dentro del que BBS emplea las sondas de contacto de alta precisión de Blum-Novotest en su planta principal de Schiltach, Alemania.
    Para BBS, la fase fundamental en la producción de estas llantas es el mecanizado del centro. «Para empezar, esto supone tornear el orificio de centrado en medio de la llanta, con una precisión de una centésima de milímetro. A continuación, se tornea la ranura en la que se coloca el embellecedor. Este paso también exige una precisión extrema para garantizar que la pieza encaja perfectamente», explica Oliver Kalmbach, del departamento de suministros. «La tolerancia posicional del hueco central de la llanta es mayor que la permitida para la ranura del embellecedor, por lo que debemos volver a medir todas las llantas antes del mecanizado. Por ese motivo siempre hemos utilizado sondas de contacto en los tornos». Estas sondas de contacto sin cables están situadas en la torreta, junto a las herramientas de torneado, y pivotan hasta la posición de mecanizado para ejecutar la medición. Después, la máquina es capaz de efectuar las mediciones necesarias con la sonda de contacto, así como ajustar el punto cero en el programa NC de tal forma que el orificio de centrado y la ranura del embellecedor se puedan mecanizar con exactitud.
    Oliver Kalmbach, de BBS, decidió cambiar por completo a las sondas de contacto BLUM debido a su alta velocidad de palpado, de 2 m/min.

    La mejor solución para BBS: La sonda de contacto compacta BLUM TC62 T y un amortiguador de vibraciones entre la torreta y la sonda.
    Alrededor de la sonda se ha instalado una barrera protectora para evitar impactos de virutas. No presenta problemas para transmitir los datos gracias a la fiabilidad de la tecnología por radio BRC.
    Para tornear las llantas de fundición, BBS emplea las sondas de contacto de alta precisión TC62 T de Blum-Novotest en su planta principal de Schiltach.
    Oliver Kalmbach, del departamento de suministros de BBS’ (izquierda) y Erhard Strobel, técnico de ventas de BLUM (derecha) frente al torno horizontal equipado con una sonda de contacto de BLUM.


    «Gracias a nuestra alianza con Blum-Novotest, contamos con su fiabilidad y velocidad en el proceso de mecanizado», explica Oliver Kalmbach, del departamento de suministros de BBS.

    Los parámetros de corte de BBS pueden ser muy exigentes: son bastante frecuentes la profundidad de corte de 3 mm y 1000 y 2500 rpm. Durante estas operaciones, las sondas por contacto se someten al flujo directo del lubricante de refrigeración y a un aluvión de virutas. Asimismo, la operación de torneado origina vibraciones fuertes, por ejemplo, cuando el torno no ha terminado de entrar en el material o cuando encuentra pequeñas oquedades en el aluminio. Estas vibraciones se transmiten a la sonda por medio de la torreta a la que están fijadas tanto la herramienta como la sonda y, e n consecuencia, las mediciones pueden ser erróneas.

    Frente a los desafíos extraordinarios que plantea BBS, ya que las vibraciones son más fuertes que en otras aplicaciones de torneado, la menor masa de la sonda BLUM TC62 presenta las mayores ventajas. El motivo de escoger la variedad T fue su mayor potencia de medición comparada con la estándar para máquinas fresadoras, lo que evita las desviaciones que puede causar el movimiento extremo de la torreta. Asimismo, esta mayor potencia supone que, durante la medición, se desplace convenientemente el aceite viscoso que utilizan los tornos como lubricante. Por último, la sonda de contacto cumple con los requisitos del grado de protección IP68, por lo que no presenta problemas por entrada de polvo o virutas. Además, por primera vez se ha utilizado un amortiguador de vibraciones, recién desarrollado, entre el soporte de la herramienta y la sonda de contacto. Este dispositivo protege la electrónica de medición frente a los daños ocasionados por los picos más fuertes de vibración.

    Una de las principales ventajas de la sonda BLUM TC62 T es la tecnología de la herramienta especial de medición. La señal de activación no se genera por contacto mecánico, sino por vía optoelectrónica, mediante el sombreado de una minúscula barrera fotoeléctrica en el interior de la sonda. Esto supone que está completamente exenta de deterioros y garantiza la mayor fiabilidad posible en condiciones operativas extremas además de que no se ve afectada por las vibraciones fuertes del torno, al contrario que las soluciones mecánicas. Por añadidura, la transmisión por radio de la sonda de contacto TC62 T presenta una fiabilidad y una rapidez extremas: envía los datos registrados al receptor mediante tecnología de radio BRC. La ventaja de esta tecnología consiste en que cada parte de la señal de radio recorre la amplitud completa de la banda de frecuencias, lo que hace que la transmisión resista muy bien a las interferencias.

    En la actualidad, BBS ha cambiado por completo a las sondas de contacto de BLUM y las máquinas nuevas se están equipando con ellas en exclusiva. El amortiguador de vibraciones recién desarrollado ha funcionado sin problemas junto a las resistentes sondas de contacto desde hace un año y medio hasta ahora. «Las sondas de contacto de BLUM nos han acercado a una tecnología fiable hasta el extremo. Además, las sondas de Blum-Novotest reducen el tiempo de medición en un 70 %, porque se aproxima a los puntos de medición a una velocidad de 2000 mm/min, mientras que las sondas que utilizábamos antes solo funcionaban a un máximo de 300 mm/min», comenta, muy satisfecho, Oliver Kalmbach. «La buena colaboración con Blum-Novotest ha demostrado ser muy beneficiosa: un socio en el que confiar, además de fiabilidad y rapidez en el proceso de mecanizado».

    En 1970, Heinrich Baumgartner y Klaus Brand fundaron BBS en Schiltach. En sus inicios, solo fabricaban piezas plásticas para el chasis, pero en 1972 presentaron la rueda de tres piezas para carreras. A partir de ese momento, la empresa ha mantenido una buena posición en los deportes de motor. Además de un programa continuo de productos para el mercado de recambios, otro de los segmentos fundamentales de la empresa es el suministro de equipamiento original a los principales fabricantes de vehículos gracias a las exigentes normas de calidad de BBS y a su larga experiencia. Todos los productos se fabrican en Alemania. Entre los clientes se encuentran Audi, Porsche y AMG, así como Mazda y Hyundai. Las plantas de Schiltach y Herbolzheim cuentan con más de 500 empleados.

    https://www.blum-novotest.com/en/news/news-stories...