¿Qué visitar en Madrid?

Descubra la ciudad de Madrid una vez visitado la feria

No deje Madrid sin visitar estos monumentos, museos, parques y otros sitios de interes

Palacio Real

La residencia de la monarquía desde Carlos III hasta Alfonso XIII, este edificio ahora funciona como un museo donde se puede admirar la ostentación y el lujo de la élite real española. La arquitectura se inspiró en bocetos realizados por Bernini para construir el Louvre en París, y aunque Filippo Juvarra comenzó a trabajar en los planos, sería su discípulo Juan Bautista Sachetti quien terminaría el trabajo. La decoración de las 3.000 habitaciones en el interior ha sido modificada para adaptarse a los gustos específicos de cada monarca. Los puntos destacados incluyen la escalera principal de Sabatini, la Sala del Trono, la Capilla Real y la Botica Real.

Cibeles

cibeles

La Fuente de Cibeles, construida en 1782, es uno de los símbolos de la ciudad. Se encuentra situada en el centro de la plaza a la que da nombre y está rodeada por los edificios del Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército), Palacio de Linares (Casa de América), Palacio de Comunicaciones (antes sede de Correos y actualmente del Ayuntamiento de Madrid) y Banco de España.

La fuente representa a la diosa romana Cibeles, símbolo de la tierra, la agricultura y la fecundidad, sobre un carro tirado por dos leones, los personajes mitológicos Hipómenes y Atalanta.  La diosa y los leones fueron esculpidos en mármol y el resto en piedra. La escultura de la diosa es obra de Francisco Gutiérrez. Los dos leones ha sido esculpidos por el francés Roberto Michel.

 

Templo de Debod

templo de debod

Se trata de un templo egipcio del siglo II a. d. C. instalado en el Parque del Cuartel de la Montaña, cerca de la Plaza de España. El templo fue donado a España por el gobierno egipcio para evitar que quedara inundado tras la construcción de la gran presa de Asuán.

La construcción del templo la inició a comienzos del siglo II a. C. el rey de Meroe Adijalamani, quien dedicó una capilla a los dioses Amón e Isis. La capilla está decorada con relieves. Posteriores reyes de la dinastía ptolemaica construyeron nuevas estancias alrededor del núcleo original. Tras la anexión de Egipto al Imperio Romano, los emperadores Augusto, Tiberio y, tal vez, Adriano, culminaron la construcción y decoración del edificio.